Con el ultraciclismo y sus carreras de 1.000 kilómetros, la bici cambia de marcha

Este verano, Thibaut (prefirió permanecer en el anonimato), de 35 años, no tenía pensado tomar el sol sobre una toalla de playa. Este profesional de la salud afincado en la región de Lyon tiene un objetivo un poco más estimulante: pedalear 575 kilómetros alrededor de Auvernia, descansar un poco y, unas semanas más tarde, volver a subirse a su bicicleta para iniciar la BikingMan Aura (por Auvernia-Ródano-Alpes) , una carrera de más de 1.000 kilómetros entre el Macizo Central y los Alpes del Norte. Todo sin asistencia, en tiempo limitado, en total autonomía con barritas de cereales, y solo parando a dormir bajo las estrellas… La treintañera afronta estos retos veraniegos con pragmatismo. “Sé que puedo hacer más de 300 kilómetros en un díaseñala. La carrera de 575 kilómetros me permitirá poner a prueba mi capacidad para rodar de noche y dormir bajo las estrellas. Así estaré listo para los 1000, la meta que realmente me emociona. »

Lea también: Artículo reservado para nuestros suscriptores El mercado de ultra-trail está creciendo rápidamente

Thibaut cayó en la ultra hace apenas un año. Deportista -practica esquí de travesía y carrera a pie-, nunca había hecho recorridos en bicicleta de más de 140 kilómetros. Que ya no está tan mal… Animado por un amigo, se apuntó a una GravelMan, una carrera organizada en el Jura. En programa: 350 kilómetros y 3.500 metros de desnivel positivo – “D+”, según fórmula validada. El esfuerzo, el entorno rural: todo le agrada.

La carrera GravelMan organizada en el Jura, durante la primera edición, en julio de 2022.

Steven Le Hyaric, el fundador de GravelMan Series, llamada así por la grava, un tipo de bicicleta que combina el ciclismo de carretera y de montaña, ve estos recorridos como « allá primer paso hacia la ultradistancia ». Ex ciclista profesional, Le Hyaric sigue dando la vuelta al mundo en bicicleta y haciendo retroceder el número de kilómetros. “Creé estos cursos en toda Francia para que la gente se moviera justo después del confinamiento. Los sentí tristes y necesitados de aventuras y actividades al aire libre. » La intuición del atleta es buena. Tres mil personas ya han dado el pistoletazo de salida a un acto, lo que ha supuesto unas inscripciones que oscilan entre los 99 y los 199 euros, según el curso. Su perfil: «Deportivos treintañeros o quadras con ganas de superarse, más bien CSP+», según las observaciones de Steven Le Hyaric. Tenga en cuenta que el 30% de los participantes son participantes. La única condición para tomar la salida: tener certificado médico y muchos kilómetros en las piernas.

“Una escuela de paciencia y resistencia”

En su oficina de Ambert, subprefectura de Puy-de-Dôme, Mathieu Debarges, de 44 años, también nota una auténtica locura por la ultra. Este ex gerente de una empresa de fitness participó en el lanzamiento de Ultr’Arverne en 2021. En el programa, dos recorridos: 575 kilómetros y 11.000 metros de D+ (el que eligió Thibaut, para entrar en calor) o 871 kilómetros y 14.500 metros de D+. Todo en ochenta y dos horas como máximo. La salida está prevista para el jueves 29 de junio a las 7 am. Unos cientos de personas ya han llenado su formulario de registro. “Este evento reúne a los que quieren competir y a los que quieren vivir una aventura en un escenario increíble porque realmente, a veces, se siente como estar perdido en la Tierra Media”detalla Mathieu Debarges.

Te queda el 28,01% de este artículo por leer. Lo siguiente es solo para suscriptores.