El Betis sigue ahí ante el Dinamo Zagreb | Fútbol | Deportar

Un Betis impotente, sin fútbol y sin alma, tuvo todo el mercimiento ante el Dinamo de Zagreb en su partido de la Conference League, la tercera competición continental que disputó el conjunto bético tras su eliminación de la Europa League. El equipo de Manuel Pellegrini, fiable en La Liga, demostró que no jugó en Europa, mientras que en otra se llevó una decepción. El Dinamo Zagreb estuvo a punto de marcar el gol, gracias a un penalti de Chadi Riad en el minuto 75. Marco Petkovic, el único elemento interesante del país croata, es una llegada histórica a menos que tenga una muy buena oportunidad para la vuelta. . La importancia de la competitividad quedó muy patente en el Betis, que reaccionó en solitario al choque final del choque, tras el trofeo de los croatas. Un lanzamiento de Willian José que no logró dar en el palo en el minuto 88 fue la mejor oportunidad verde. El engaño se lo hizo verdiblanco. Considerado de esta forma, a veces resulta imposible volver a la Vuelta, que se disputa durante una semana en Zagreb. El Betis, que ha jugado en la Champions, la UEFA, la Recopa y la Liga Europa, es un jugador muy decepcionante en la Conference League.

0

Rui Silva, Pezzella, Juan Miranda, Aitor Ruibal (Ginés Sorroche, min. 86), Chadi Riad, Fekir, Johnny, Rodri (Héctor Bellerín, min. 58), Abde (Assane Diao, min. 58), William Carvalho (Marc Roca, minuto 58) y Willian José

1

D.Zagreb

Ivan Nevistic, Maxime Bernauer (Takuya Ogiwara, min. 81), Théophile-Catherine, Mauro Perkovic, Ristovski, Takuro Kaneko, Josip Misic, Arbër Hoxha, Martin Baturina, Marko Bulat y Petkovic (Kulenovic, min. 86)

goles 0-1 min. Min. 75: Petkovic.

Árbitro Mykola Balakin

Tarjetas amarillas Assane Diao (min. 80), Martin Baturina (min. 81), Dario Spikic (min. 86) y Pezzella (min. 91)

En el Benito Villamarín hacía mucho frío. El ambiente, la intensidad del Betis y la animadversión de los jugadores a la hora de disputar una Conference League dieron un casting más que una ilusión para los componentes del plantel bético. La primera parte del Betis fue fluida, con un equipo andaluz jugando a las tortas, sin emoción, sin descontrolarse, sin cruzarse una línea y sin tener mucha velocidad en el juego, de esta forma es imposible deshacerse de un rival europeo. Y, sobre todo, el Dinamo Zagreb, historia del fútbol continental, no vive su mejor momento. Tercero en La Liga, a puntos del líder, el Rijeka. El Betis sólo tiene una opción clara en este inquietante primero. Hay una disparidad por parte de Fekir en que Nevistic lo hizo muy bien con él. El resto fue un puro ejercicio de impotencia. El fútbol es complicado de jugar y.

Pellegrini pretendía cambiar el rumbo del partido con tres cambios en el minuto 58. Entre Bellerín, Roca y Diao, pero eso no cambió la apatía global cuando el Betis se hizo con el partido. En un partido fácil, el Dinamo enfrentó un penalti de Chadi Riad, anunciado por el VAR, contra el colegiado ucraniano Mykola Balakin. Marcó Petkovic y el Dinamo Zagreb se encontraron con una venta inesperada. El Betis decidió optar por las dos opciones claras de Chadi Riad y Willian José para, al menos, ganarse el partido. No dejé la igualada y ni siquiera a Pezzella con tarjeta amarilla para protestar por el imperativo de disputar la vuelta en Croacia. El Betis decepciona en una competición extranjera en la Conference League, pero en una competición europea, hasta el final y el final, que exige mucho más. El Dinamo Zagreb no fue una víctima.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en FacebookXo haga clic aquí para recibir Nuestro boletín semanal.