El Madrid vende el pasaporte para la final a los cuatro de Berlín | Baloncesto | Deportar

Euroliga – cuatro – tiempo de día 3

basconia

Real Madrid

Real Madrid

El Real Madrid jugará la final a cuatro en Berlín. Logré la tercera victoria consecutiva, ahora está en el Buesa y adelanté al mejor Baskonia de la serie, que compartía este hombre. Espero que tengamos que esperar un año más. Implacable el equipo de Chus Mateo, cuando el conjunto vitoriano le lleva a caer las fuerzas, a encharcar las piedras, a nublar la vista de los tiros. Después de seguir la fuente de Howard en el grupo local, contactó con Yabusele en el visitante y apareció Campazzo para rotos y actividades, para monitorear sus puntos decisivos y liderar un equipo poderoso, y Tavares no está como otros días, sino el colista del equipo. La armadura es tan vasta que no se puede alcanzar hasta su mejor versión.

Brillan los vestidos de los cansados porristas y sus pompones azules entre los marcadores de pista indican un resultado de pérdida trotamundos, un 153-131 en el final del primer cuarto, y los jugadores esperaban que discutieran con el desaguisado, que obedecía a un fallo informático del programa de la Euroliga. Hay un buen comienzo para ambos, pero el resultado es cierto que esas alturas no son muy dispares, pero se hizo con el 22 tras la última final de Poirier, siendo más brillante el madridista por todo lo que tenía antes de ser baskonista. “No sabemos cómo hacer tus transiciones en la primera parte”, afirma Chus Mateo. “El Baskonia tiene un jugador extraordinario”, dijo Howard, “y Marinkovic jugó muy bien. También Miller-Macyntire y Rogkavopoulos”, asegura el técnico madridista.

La sensación es igual en estos minutos, aunque el Baskonia parece disfrutar con un punto más de intensidad. Hoy no llegó a la canción Kotsar, en un día de emociones para él, luego de ser padre de la madre. ¿Llegará su hijo con un sartén debajo del brazo? Cuando la venta fracasa, tras una anota de tu primer disparo, pero esto no es decisivo.

Tras el anotador del festival de la primera parte (56-52), el Baskonia vendió vivo y coleando, con la esperanza de mejorar, o al menos, sus actuaciones iguales en la segunda. Tenía ventas hasta estos puntos ante un Real Madrid que salió frío en la segunda parte, tras el largo discurso por la caída del ordenador. Mejor aún, pese al poder intimidatorio de Tavares y Poirier, el Baskonia supo llegar al campo abierto y endosar al muñeco de Howard y se rindió con una ventana camino al vestuario.

Tras varios errores de los embajadores, otra vez fue el Baskonia el que tomó la iniciativa por segunda vez y aumentó la venta hasta esos puntos, pero el Madrid fue rebanando poco a poco. “Buscaremos opciones en la final, porque sabemos que el Baskonia puede pesar las piedras. Fuimos con una distancia que nos permite regresar”, dijo Mateo.

Sobrevivir a los vitorianos y afrontar los últimos minutos de la final con la mínima diferencia (73-72), así como todo lo necesario para el último cuarto. Empezaban aban las fuerzas de los vitorianos y el equipo blanco lo sabía. “El Baskonia ha aprovechado sus bazas minetras les ha durado el motor”, comentó Chus Mateo en la final. “Jugué con un ritmo muy alto y probablemente fue éste el que se benefició un poco”.

Después de que la Real se enfrentara al vencedor (73-75) tras un triple de Gabi Deck, pero reaccionara ante el Baskonia, para aumentar hasta los cinco puntos de diferencia, también peleó hasta los 80 puntos el equipo de Chus Mateo al ganar 13 partidos consecutivos. . “Si queremos una disculpa, podemos hacerlo”, dijo Dusko Ivanovic, “pero este partido es totalmente diferente a los dos anteriores. Esto es lo que se ve como un Baskonia con carácter”.

Sin embargo, este es el principio del fin. Tras el partido de Vitoria no faltaron jugadores, pero el Madrid se adelantó con Facundo Campazzo ejerciendo sus funciones de dique, y alcanzó la final a cuatro bandas de Berlín, la tercera consecutiva, la sexta de las argumentos finales. tendrá lugar.

“Es muy difícil mantener este nivel”, se alegra Chus Mateo. “Nosotros llevamos 74 partidos, el Baskonia, parecido”. Les cien seguidores madridistas desplazados a Vitoria, festejaban ruidosos en la grada quando las porristas Estaban retirados y los aficionados, contentos con la actuación de su equipo, pero tristes con el resultado, marcharon de Zurbano a Vitoria. El Madrid espera competir por las semifinales -será el Barça o el Olympiakos-, y verá la decisión del resto de empleados.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en FacebookXo haga clic aquí para recibir Nuestro boletín semanal.