El PSG, controlado por un Brest siempre sorprendente

El Brest, tercero en la Ligue 1, no es casualidad. El equipo sorpresa de la temporada, dirigido por Eric Roy, empató el partido del domingo 28 de enero en el Parque de los Príncipes con el Paris Saint-Germain (PSG), líder del campeonato, para finalmente conseguir un bonito empate al final de la temporada. .el 19mi día (2-2).

Después de una buena celebración en la primera parte, los parisinos pensaron en eliminar al Brest en pocos minutos con dos relámpagos. Primero un cucharón mágico de Bradley Barcola -favorito del técnico Luis Enrique desde hace varios partidos- a Marco Asensio, que no tardó en enviar su rebote a la pequeña portería de otro Marco, Bizot (1-0,38).mi). Luego, justo antes del descanso, Asensio volvió a ser la comidilla de la ciudad: su disparo detenido a quemarropa ofreció a Randal Kolo Muani la oportunidad de un duelo ganado con malicia y «grinta» ante Bradley Locko (2-0, 45′).mi).

Como en el partido de ida en Brest (difícil victoria por 3-2 para los parisinos), los bretones volvieron a la lucha tras el descanso, marcando rápidamente con un gol en propia meta de Danilo Pereira. El portugués desvió a las porterías un disparo a quemarropa de Mahdi Camara, tras una incursión en el área de Romain Del Castillo (1-2, 55′).mi). Eric Roy realizó una actuación ganadora como entrenador, ya que el siguiente gol vino de dos participantes. Martín Satriano definió con un centro sencillo y preciso para Mathias Pereira Lage, que de taconazo recortó al primer palo (2-2, 80).mi).

Leer también | Artículo reservado para nuestros suscriptores. Ligue 1: Eric Roy, el entrenador olvidado que se toma la revancha en Brest

Una noche para olvidar para Mbappé

Los parisinos intentaron forzar la decisión pero se toparon con unos bretones bien agrupados y atentos. Y fue este último quien tuvo la última oportunidad al conseguir un tiro libre – fallido – y de paso la exclusión de Barcola, que abandonó el terreno de juego con la cabeza gacha mientras la afición parisina coreaba su nombre.

El inédito ataque alineado por Luis Enrique, con además los híbridos Marco Asensio, Bradley Barcola y Randal Kolo Muani, ofrece algunas satisfacciones. Pero también mostró los límites de los incesantes experimentos del técnico, a menos de tres semanas del partido de ida de octavos de final de la Liga de Campeones, con la recepción a la Real Sociedad el 14 de febrero.

Leer también | Ligue 1: superado en número, el Mónaco resiste y lleva al Marsella al empate

Kylian Mbappé, en particular, falló mucho, en un córner cerrado por la izquierda (9mi), en un centro raso de Kolo Muani (13mi), golpeando desde lejos olvidando a Asensio (40.ºmi), fallando dentro del área (67mi) o incluso ver su disparo bloqueado (87mi). Una velada para olvidar para el capitán de los ‘bleus’, que aún no ha sido parte de su decisión sobre una posible salida este verano.

En la clasificación, el PSG, con 44 puntos, ve cómo su primer perseguidor, el Niza, vencedor el sábado en Metz (1-0), vuelve a quedar con 6 puntos. La bella historia de Pulgarcito de Brest continúa. Los finisterianos habrán puesto en dificultades al ogro parisino tanto en el viaje de ida como en el de vuelta. Ahora pueden clasificarse para la clasificación europea… y más bien para la Liga de Campeones que para la Europa League.

Leer también | Ligue 1: Rennes continúa su recuperación ganando (3-2) al Lyon, que se hunde

El mundo con AFP