El tiempo: Aemet alerta de un episodio de temperaturas excepcionalmente altas, con hasta 38° en el sur de la Península | España

Más que un veranillo de San Miguel, este año España sufrirá un auténtico veranazo, con al menos 10 días de temperaturas anómala e inusualmente altas para la época, advierte la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). El veranillo, que comenzó el pasado fin de semana, “va a ir ganando fuerza y se va a convertir en los próximos días en un episodio cálido, con valores excepcionalmente altos”, señala su portavoz, Rubén del Campo. Ya el martes se rozaron los 34° en puntos del valle del Guadalquivir, como Andújar (Jaén) o Córdoba, y del Guadiana, como Badajoz. “En la mayor parte del interior peninsular fueron máximas entre 4° y 7° por encima de lo normal”, precisa Del Campo. Pero esto no es nada con la que se espera a partir del jueves, cuando esta anomalía escalará a entre 10° y 15° de más y los termómetros marcarán 38° en el sur de la Península para recibir octubre con un tiempo de mediados de agosto. “No hay precedentes, al menos desde 1950, de un episodio cálido tan tardío y con la intensidad del previsto. Son valores de pleno verano” en otoño, sentencia Aemet.

Las causas, explica Del Campo, son múltiples. Por un lado, está “la estabilidad atmosférica provocada por las altas presiones, que favorece los cielos despejados”, con lo que se espera una ausencia casi total de precipitaciones. Además, el sol “brilla con fuerza y calienta mucho la superficie y no hay una mezcla de aire porque los vientos son flojos”. En el seno de esas altas presiones, en concreto un anticiclón estacionario y una dorsal, se producen “descensos de aire desde niveles altos abajo de la troposfera”, un fenómeno llamado subsidencia, con lo que el aire se comprime y se calienta.

Pero falta el actor principal. Todo esto sucede “en el seno de una masa de aire procedente de latitudes subtropicales que es extraordinariamente cálida para la fecha”, tanto, que al menos entre 1991 y 2020 ―el periodo de referencia― “no ha sobrevolado España una masa de aire tan cálido como la prevista”. Incluso es “muy probable, a tenor de los valores en superficie, que sea la más cálida registrada hasta ahora”, anota Del Campo.

Del 28 de septiembre hasta el 4 de octubre, España puede estar batiendo récords de días cálidos uno tras otro, es decir, que cada jornada será la más cálida comparada con los mismos días de todos los septiembres y octubres desde al menos 1995. En caso de que ocurra, serán siete récords cálidos consecutivos y el país comenzará octubre con 27 de ellos frente a ninguno frío. En un clima no alterado, lo esperable son cinco récords cálidos y otros cinco fríos al año. En 2022, el año más cálido en España desde que hay registros, hubo 35 cálidos y solo dos fríos. El efecto del calentamiento global es, por tanto, muy palpable.

De momento, Aemet no pone fecha al final del episodio. Con los pronósticos a día de hoy, “parece que las temperaturas comenzarían a bajar el miércoles 4 o el jueves 5, pero no es posible todavía precisar el final de este episodio de calor inusual, que va a ser extenso y duradero”, alerta el portavoz de la agencia.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.

Suscríbete

Los peores días serán entre el viernes 29 de septiembre y el lunes 2 de octubre, con “las máximas entre 32° y 34° en ampliar zonas del interior peninsular”. En el Guadalquivir podrían superarse incluso los 36° a 38°. Del calor no se librará nadie, ni siquiera las zonas más frescas del país, ya que en el norte de Galicia y en el área cantábrica las temperaturas “también serán claramente superiores a las habituales, pero de forma menos intensa y persistente”. A Canarias, el calor llegará a partir del fin de semana, con “máximas que podrían rondar los 34° o 36° en las islas orientales”, detalla Del Campo.

¿Se pueden batir récords? Sí, es más, puede caer el récord absoluto de calor para un mes de octubre. En el Banco Nacional de Datos Climatológicos figura como temperatura máxima en la España peninsular 37,5° registrados en Marbella (Málaga) el 22 de octubre de 2014, seguida de 37,4° medidos en Andújar, el 12 de octubre de 2004. “No es descartable que estos valores pudieran superarse a comienzos de octubre”, admite Del Campo. De hecho, en Andújar se esperan 39° el sábado y el domingo. Y hará calor de día, pero también de noche: las mínimas “también serán anormalmente altas, pero de forma menos clara”. Se prevén de 18°-20° en el litoral mediterráneo y en el cuadrante suroeste peninsular. En Canarias, de 22° a 24° e incluso más en el sur de Gran Canaria.

Esta es la predicción día a día

Este miércoles habrá “un ascenso importante de las temperaturas en la cornisa cantábrica y menos acusado en otros puntos de la mitad norte”. Ya se superarán los 30° en el Cantábrico oriental, la depresión del Ebro, la zona central de Castilla y León y buena parte del centro y sur de la península, con 34° o más en puntos del Guadalquivir. “Serán temperaturas diurnas entre 5° y 10° por encima de lo normal en buena parte del territorio”, señala el experto.

El jueves, las temperaturas estarán de nuevo entre 5° y 10° por encima del promedio en buena parte del país y además “subirán ligeramente en la mitad sur”, mientras que en el resto se mantendrán sin cambios. Los cielos “estarán poco nubosos en general y tan solo podría llover débilmente en el extremo occidental de Galicia”. Se superarán los 30° en el Cantábrico ―donde el riesgo de incendios será muy elevado―, y también en el noreste, centro y sur de la Península. “De hecho, en gran parte de Extremadura, en el sur de Castilla-La Mancha y en buena parte de Andalucía se superarán los 32° a 34°. En el Guadalquivir podría llegarse a 36°”, completa el pronóstico el portavoz de Aemet.

El viernes y el sábado “probablemente habrá un repunte de las temperaturas generalizado”. “Las máximas estarán otra vez entre 5° y 10° por encima de lo normal y el sábado incluso entre 10° y 15° en puntos de la mitad norte y del sureste”, subraya el meteorólogo. El viernes, día de San Miguel, ya se podrían alcanzar entre 36° y 38° en Badajoz, Córdoba y Sevilla. Los 30° se superarán “de manera generalizada en el interior peninsular”.

El sábado será “una jornada extremadamente cálida”, con unas mínimas también altas: no se bajará de 18° a 20° en el Mediterráneo y puntos de Extremadura y Andalucía. En las horas centrales del día “se superarán otra vez los 30° de manera generalizada e incluso los 32° en amplias zonas, como el interior de las comunidades cantábricas, Castilla y León y el centro. Se rondarán los 34° en puntos del Ebro, en buena parte de Extremadura y el este de Castilla-La Mancha y Andalucía, con entre 36° y 38° en el Guadiana y el Guadalquivir. “Son máximas propias de la segunda quincena de agosto de pleno verano”, recalca el experto.

El domingo es “probable que haya una bajada notable de las temperaturas en la cornisa cantábrica, pero subirán en el este peninsular y en Baleares y permanecerán sin grandes cambios en el resto”. Se podrán alcanzar valores entre 36° y 38° en puntos del Guadiana y del Guadalquivir. La situación continuará por lo menos hasta el miércoles, cuando “es posible que se inicie un descenso térmico”.

En Canarias, a partir del viernes también sufrirán los efectos del calor. Las temperaturas “serán altas para la época a partir del sábado y durante al menos durante la primera mitad de la próxima semana”, con más de 34° en el sur de Gran Canaria y Lanzarote y Fuerteventura. Además, podría haber calima.