Furia y colores en Madrid contra la reforma de las leyes trans y LGTBI impulsada por Ayuso | Madrid | España

La calle de la Ronda de Atocha, en el centro de Madrid, se llena de furia y color. Según la Delegación del Gobierno, 1.500 personas protestaron contra las reformas del PP de Isabel Díaz Ayuso contra las leyes autonómicas trans y LGTBIFobia. A la manifestación convocada por la plataforma Ni un paso atrás, que reunió a 35 organizaciones de derechos LGTBI, ayudó a familias de niños y niñas trans y encabezó a políticos como la ministra de Igualdad, la socialista Ana Redondo, y los licenciados y concejales regionales del PSOE y Más Madrid. La de cinco días para la votación en el Pleno de la Asamblea de Madrid, donde los populares, con su mayoría absoluta, aprobaron con carácter de urgencia las modificaciones presentadas el 10 de noviembre a través de las propuestas legislativas.

Las reformas, definidas por organizaciones como un retorno a los derechos, exigen exámenes médicos antes de que los menores inicien un proceso de cambio de sexo y que dan la posibilidad de aportar documentación administrativa antes de modificar el DNI, esto es lo que se dice si no se especifica el número y tipo de Se han modificado los DNI, no es posible modificar los documentos del día, como el título de transporte o el libro de la biblioteca. Además, los artículos que creó el Consejo LGTBI de la Comunidad de Madrid -pensado para controlar la acumulación de las dos leyes de 2016- o el Centro de Documentación y Memoria Histórica LGTBI y la revocación de la carga del juicio o castigo de discriminación por error. En este sentido, definimos los conceptos de autodeterminación, el reconocimiento de la identidad libremente manifestada de cada persona y el libre desarrollo de la personalidad normativa regional, así como las campañas de las organizaciones civiles contra la discriminación en las instituciones. Los ajustes a los estándares pueden incluir deportes. “En Madrid se promoverá la participación de las personas transexuales, sin descuidar los derechos de los participantes, y en particular el deporte femenino en todas sus categorías”, señala uno de los nuevos apartamentos incluidos en la norma.

“Ayuso, escucha, seguimos en la lucha”, cantaban los representantes de organizaciones LGTBI al frente de la manifestación. Hoy, sin embargo, la batalla está perdida en la Asamblea. El PP aplicó su pasado al pasado y fue aprobado por la Comisión de Familia 20 para su propia reforma para la “alcaldía de seguridad jurídica”, según Mónica Lavín, portavoz del PP. Durante esta misma sesión, los populares acogieron con satisfacción las ideas presentadas por Más Madrid y el PSOE, que querían proteger y reforzar las leyes de 2016, y votaron en contra de Vox, argumentando que propone estar en su proyecto.

(De noticia en actualidad) La secretaria general de la Mesa del Congreso Isaura Leal, junto a la ministra de Igualdad Ana Redondo y la puerta del PSOE en la Ciudad de Madrid, Reyes Maroto en la concentración convocada #Niunpasoatras en Madrid, Esta es domingo, en defensa de los derechos LGTBIQ+.
JJ Guillén (EFE)

Unos minutos antes del inicio de la manifestación, la ministra de Igualdad dijo que “es lamentable que el PP sea el más ultra y extremista en favor del PP más moderado, el más razonable”. Las leyes trans autonómicas (ley 2/2016) y contra la LGTBIfobia (ley3/2016) fueron aprobadas por el Gobierno regional de Cristina Cifuentes (PP) en un largo proceso para cuestionar al PSOE, Podemos, ciudadanos y organizaciones civiles LGTBI. . Redondo recomendó a Ayuso en el cine español 20.000 especies de abejas que trata sobre la infancia trans: “Las mentalidades ultraderecha son interesantes para la realidad en su conjunto, una realidad mucho más rica, que hay que proteger”. Se decidió que las instituciones estatales y autónomas deberían quedar bajo la protección de los derechos. “Cuando tomemos decisiones que impliquen una marcha atrás, los últimos sacrificios serán juzgados en toda España”, concluye.

Lo que más afecta es el que más se acerca. Para asegurarte de no perderte nada, suscríbete.

Inscribirse

La diputada y senadora Carla Antonelli (Más Madrid), que abandonó el PSOE en 2022 por las consecuencias de la ley transestatal, comentó la presencia de Redondo en la manifestación: “Estoy encantada de que la ministra esté hoy aquí, por eso estamos defendiendo hoy en las calles la despatologización y la autodeterminación de las personas trans”. Antonelli insistió en que en la votación del próximo 22 de diciembre, el mismo día la Lotería de Navidad aplicará las reformas del PP y cuidará todas las puertas. «[Estaremos] en las calles, en los tribunales, en el Constitucional, en Europa”, detalló. El PSOE, por su parte, acudió a finales de noviembre a Bruselas para reunirse con la Alianza Progresista de Socialistas y Demócratas (PES) y con representantes de la Asociación Internacional de Lesbianas, Gays, Bisexuales, Trans e Intersex (ILGA, por su símbolo en francés) que agrupa a más de 1.900 asociaciones LGTBI de todo el mundo. Durante estos encuentros, los eurodiputados socialistas Javier Moreno, Laura Ballarín y Marc Angel se sumaron a la Comisión Europea para meditar ante las reformas del PP madrileño.

Alrededor de 1.500 personas, entre organizaciones LGTBI, familiares y dirigentes políticos, participaron en la manifestación, que registró la calle de Ronda de Atocha.
Alrededor de 1.500 personas, entre organizaciones LGTBI, familiares y dirigentes políticos, participaron en la manifestación, que registró la calle de Ronda de Atocha.Ana María Puentes Pulido

Mientras los políticos se mueven, los ciudadanos echan sal a las calles. En esta segunda manifestación -la primera fue el 13 de noviembre- participaron familiares llegados de toda España. Carmen María, por ejemplo, se casó con su marido, su madre y su hermana murciana para tener su hijo, una niña trans de 11 años. “Si le vendes esta reforma a Madrid, probablemente sean los partidos políticos los que gobiernen Murcia. [PP y Vox] hagan lo mismo. Lo que pase aquí se puede llevar a que suceda en el resto de las comunidades”, explicó.

En opinión de Encarni Bonilla, presidenta de Chrysallis, asociación que representa a más de 2.000 familias de niños y jóvenes trans en España, que ha trabajado con las comisiones madrileñas de Aragón, Comunidad Valenciana y Andalucía. Entre la multitud también ondeaban banderas de Canarias. “Vamos a demostrar al PP de Madrid que no vamos a dar un paso hacia nosotros. No podemos comunicarnos con la familia pero estamos aquí para que nada sea más grave para nuestros hijos, hijas e hijos”, aseguró Bonilla, quien ha criticado en varias ocasiones la redacción de propuestas legislativas que no tienen relación con las organizaciones LGBTI. Esmeralda Fariña , madre de una joven trans de 17 años, explicó que asociaciones como Chrysallis estuvieron involucradas en el proceso de la infancia trans. «Hay mucha desinformación y nos han enseñado demasiado», dijo apoyando a un cartel en la cima y poder leer: “No tenemos “transexualidad”, no es enfermedad”.

Esmeralda Fariña se convirtió en manifestante por los derechos de su hijo, Liam.
Esmeralda Fariña se convirtió en manifestante por los derechos de su hijo, Liam. Ana María Puentes Pulido

En diversas sesiones de la Asamblea, la diputada Mónica Lavín, las leyes de 2016 pretendían implantar la “ideología de género” y mantener el “monopolio” y la “oligarquía” de las organizaciones sociales LGTBI. Las asociaciones reconocen estas etiquetas y destacan su labor de apoyo. Ronny de la Cruz, presidente del Colectivo de Lesbianas, Gays, Transexuales, Bisexuales e Intersexuales de Madrid (Cogam) defendió y afirmó que las organizaciones son “la vanguardia para poner en marcha un movimiento social”. “Es mucho más grande que nosotros. La gente que está en las organizaciones dirigentes es uno de nuestros poquitos millas, el grueso de los que vienen a protestar contra sus familias”.

Durante la marcha, que recorrió desde la rotonda de Atocha hasta la rotonda de Embajadores en un reportaje que duró dos horas, representantes de las organizaciones alzaron un manifiesto para enumerar las principales críticas a las reformas. «Hay que decirle a Ayuso que su irrespeto a derechos tendrá consecuencias», dijo desde arriba. En las calles y en la calzada se escuchaba atentamente a madres, padres y niños. Al finalizar la manifestación, el presidente de Cogam reconoció al orador y a los micrófonos: “Vamos a movernos y abrir las puertas que hay que cerrar. Hemos decidido movilizar a la Defensoría del Pueblo, plantar al Gobierno central para intervenir, las fuerzas parlamentarias de la Asamblea tienen recurso en materia de inconstitucionalidad…» La voz de la Asamblea está perdida, pero todo esto es importante para que se abra nuevos frentes de batalla.

Suscríbete aquí un boletín de nuestra diaria sobre Madrid.