Geraldine Fernández: “Mi sueño de todo”: la ilustradora colombiana que exageró su participación en “El niño y la garza”

La ilustradora Geraldine Fernández Ruiz pasó del anonimato al desprestigio en cuestión de horas. Se ve su arrepentimiento por haber participado en la primera película El niño y la garzaLo que pasó cuando lanzó el Globo de Oro a la mejor película de animación, llegó rápidamente con la realidad de que había exagerado su puerta hasta volverla irreconocible.

Desde 2023, Fernández se encuentra privado de su trabajo como ilustrador de la famosa película de Studio Ghibli. Pero también en público: en octubre, una charla en la sede de la Universidad de Barranquilla Sergio Arboleda sobre su experiencia en el cine. Todos dijeron a los estudiantes que Studio Ghibli había enviado un «funeral y una tarjeta» por el trabajo realizado: «La tarjeta decía que ‘por la mejora y por todas las cosas que habéis hecho, por la tarea, por vuestro arduo trabajo’. …porque después de haber ilustrado cada caso 50.000, 20.000 fotografías, la mano te hace así y claramente lo puedes apreciar”, dijo. Definió las exageraciones por las que es famoso el lanzariano.

Desde el resultado del Globo de Oro del pasado 7 de enero, su historia se ha consolidado en la ciudad y en toda Colombia. 14 de enero el periódico El heraldo, el más importante de Barranquilla, publicó una nota en el supuesto diario de Fernández. con el titular El talento barranquillero que queda impuso en los Globos de Oro, la mantenía entrevistada es una versión de tu puerta. «Tienes más de 25.000 fotografías, fueron hora tras hora, escena tras escena, toda la mano, algunas cosas eran digitales», dijo.

Una fotografía del cuadro “El chico y la garza” (dirigida por Miyazaki, 2023).

Ese mismo día, mientras tu historia se repetía como persona y era recogida por otros medios de comunicación como el tiempo oh Infobaele dio una entrevista a youtuber pablo gonzálezconocido como yo Caith Sith. “Aunque la primera parte de la película, que dura unos 15 minutos, hoy es una escena ahí. O mer, literalmente, Colombia abrió la película”, dijo Fernández, sonriente.

Tecnoglass, la empresa encargada de la obra, también produjo un video difundiendo los logros de su empleado. “Tuve, que creó la escena en 25.000 días de papel, ilustró la escena 25.000 veces”, repite Fernández ante la cámara. El director ejecutivo de la empresa de vidrio, Christian Daes, respondió con un gran discurso: «Hay un hombre que podría ser un cultivador de talentos aquí y exportables, hombres que parecen altos, un hombre que no quiere ser el piloto del avión si que no pase, que la gente esté contenta de estar ahí sola, entonces, un compañero que esté todos juntos”.

Boletin informativo

Análisis de la actualidad y principales historias de Colombia, cada semana en tu botón

RECIBALA

Pero la magnitud de la contribución fue mucho menor. Los medios no pudieron corroborar la versión de Fernández, pero sí en las redes sociales. Inicialmente, parecía que su nombre no aparecía en los créditos de la película, ya que parecía natural tener una participación de ese tamaño. Críticas y memes atacan las redes sociales.

Éste es el motivo de la mano atribuida a los medios. En entrevista con Blu Radio, ante las críticas, Fernández admitió su culpa: «Trabajé en una escena par El niño y la garza, exagerado.” A El heraldo dice algo semejante: “Si participaste, pero yo exageré en muchas cosas”. Por teléfono, explica a este periódico que participó como ilustrador en la película, pero acepto haber sido exagerado y ampliado desde su puerta. “No es cierto que sólo tenga 25.000 fotografías. En equipo. Entonces 200″.

Afirma que “no hay reconocimiento” y que su historia sólo se conoce porque un amigo, sin autorización, fue informado por uno de los periódicos de la participación de la barranquillera. Diciendoles que iban a responder, me preguntaron y aceptaron sus entrevistas. Una vez terminada la polémica, parece que está mal. “Mi celular no está conectado al sonar. “Las personas se burlan de mí y amenazan”. Explique que, si puede pasar el tiempo, manejará la situación de otra manera: “Estoy arrepiento de todo. Hubiera preferiría no contárselo a mis amigos, especialmente a aquellos que querían obtener financiación para la información”.

Fernández explica que trabajó en la película para hacer un máster en ilustración en la Universidad de Tokio. Narra que al finalizar su estudio, eligió que su estilo era «muy parecido al del Studio Ghibli» y que por ello lo invitó a participar en la película como Lanza libre para hacer ilustraciones ocasionales.

Fernández dijo a este diario que se puso en contacto con el Estudio Ghibli el mes pasado para obtener un documento que certifique su trabajo en la película y supere la crisis. Confirma que, durante una hora de la noche, el estudio te envió una nota de prensa dando fe de tu aportación. Sin embargo, si se niega a mostrarlo, es posible que prefiera evitar involucrarse en su contribución a una producción que es favorita para ganar el Premio de la Academia a la Mejor Película de Animación.

Suscríbete aquí al boletín de EL PAÍS sobre Colombia y aquí en el canal de whatsappy recibe toda la información clave de la actualidad del país.