Inundaciones, personas atrapadas y carreteras cortadas por el temporal | España

La alerta por fuertes lluvias se ha extendido este domingo a casi toda España, afectando a un total de once comunidades y a la ciudad autónoma de Ceuta. Los grandes aguaceros anunciados por los servicios meteorológicos, con previsiones de lluvias de más de 120 litros por metro cuadrado en varias comunidades, se han saldado hasta las 21.00 con varios rescates de personas en vehículos y viviendas inundadas, población confinada —como en Alcanar (Tarragona)—, cortes en carreteras por aguas embalsadas o desprendimientos y conexiones ferroviarias cerradas en el AVE Madrid-Andalucía y en algunos trenes de media distancia como el de Albacete-Madrid. Además, se ha suspendido parcialmente del tráfico marítimo en el puerto de Valencia.

A las 21.00 de este domingo, las mayores complicaciones por las lluvias se encuentran en Toledo. Su alcalde, Carlos Velázquez (PP), ha advertido por la tarde de que la situación en la ciudad es “complicada” y ha pedido “la máxima precaución” a todos los vecinos. Diversos vecinos han compartido imágenes en redes sociales en las que se apreciaban calles anegadas. La estación meteorológica que la Aemet tiene en Toledo capital es la que más precipitación ha registrado durante esta jornada: 90,8 litros hasta las 21.30. La segunda localidad con más lluvias es Navahermosa, también en Toledo.

Un fuerte pitido hacia las 14.30 de este domingo ha alertado a todos los teléfonos móviles de la Comunidad de Madrid de un importante mensaje de Protección Civil. “Debido al riesgo extremo de tormentas en la Comunidad de Madrid en el día de hoy, nos encontramos en el nivel 1 del Plan de Inundaciones (INUNCAM). No utilice su vehículo si no es estrictamente necesario y permanezca en su domicilio atento a posteriores actualizaciones informativas. Por favor, solo llame al 112 en caso de emergencia”.

Ha sido la primera vez que el Gobierno de la Comunidad de Madrid manda una alerta masiva a los terminales móviles ubicados en la región, mediante la tecnología Es-ALERT, que se integra en la Red de Alerta Nacional, gestionada por el Ministerio del Interior. Un mensaje similar han recibido los habitantes de Alcanar, donde hay censadas 9.600 personas, una vez levantado el confinamiento.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.

Suscríbete

Torrentes de agua en el municipio de Alcanar (Tarragona), este domingo. MAITE GARCIA-COOPER (MAITE GARCIA-COOPER via REUTERS)

El paso de la primera DANA (siglas de depresión aislada en niveles altos, conocido popularmente como gota fría), ha dejado un ambiente otoñal en toda la península con un importante descenso de las temperaturas. Hasta las 21.00 de este domingo no ha sido especialmente virulento y se ha caracterizado principalmente por lluvias intensas y persistentes.

El presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno (PP), ha pedido a través de las redes sociales una reflexión sobre las medidas que se adoptan ante situaciones como las ocurridas este domingo. “En días como hoy, es necesaria la precaución y no poner vidas en riesgo”, ha escrito en su perfil de Twitter a las 22.00 de este domingo. “Si un organismo público alerta de ‘peligro extremo’ debe estar muy seguro, porque eso tiene consecuencias sociales y económicas. Prudencia toda. Rigor, también”, ha añadido. Fuentes del Ministerio del Interior consultadas por EL PAÍS aseguran que “la alerta la lanzó el 112 de Madrid”. Según estas fuentes, la Aemet solo hizo un aviso rojo, sin calificar y el “peligro extremo” lo determinó la Comunidad de Madrid, que gobierna la también popular Isabel Díaz Ayuso.

Víctimas y rescates

No obstante, la abundante cantidad de agua que ha llovido en los dos últimos días, ha dejado posiblemente dos víctimas mortales: dos barranquistas, presumiblemente sorprendidos por una fuerte crecida en el barranco del Gorgol, en en Tramacastilla de Tena (Huesca). Sus dos cuerpos fueron rescatados el sábado por la tarde por miembros de los grupos especializados de montaña de la Guardia Civil de Panticosa. Además, dos personas tuvieron que ser también rescatadas de sus casas en Alcanar, y una anciana en Buenache de Alarcón (Cuenca), tras caerle encima un armario de casa, anegada por el agua. Numerosas personas han sido rescatadas de sus vehículos en vías de Castellón y en varias de las carreteras cortadas por las inundaciones en Cataluña y Castilla la Mancha.

En Madrid, donde las previsiones de tormentas han hecho que se eleve la alerta a roja a primera hora del domingo, el alcalde de la ciudad, José Luis Martínez Almeida (PP), ha pedido a los vecinos que se quedasen en sus casas, sobre todo durante la tarde, cuando se preveía una mayor intensidad de precipitaciones. Al final, durante el día, se han inundado algunas bocas de Metro y una planta del Hospital 12 de Octubre. Todos los parques y polideportivos de la capital se han cerrado y se ha suspendido el partido del Atlético de Madrid frente al Sevilla.

Renfe ha interrumpido la circulación de trenes entre Cataluña y la Comunidad Valenciana por el corredor mediterráneo y se han desviado por Madrid. También se han suprimido todas las circulaciones de Media Distancia entre Madrid y Jaén, Madrid y Albacete, Madrid y Ciudad Real en ambos sentidos.

La Comunidad de Madrid ha sufrido durante la noche múltiples incidencias por las fuertes lluvias. Los bomberos de la región han atendido 140 intervenciones desde las 21.00 de este domingo en la zona oeste, donde las lluvias han inundado calles y garajes. Según ha informado Emergencias 112, las zonas donde los efectivos están atendiendo más incidencias son Aldea del Fresno, Villa del Prado, Villamanta, Villamantilla, Navalcarnero, entre otras.

Los servicios de emergencias también han informado casi a la medianoche de problemas en la M507, a la altura de Villamanta, y la M501. La carretera de esta última ha sido cortada a la altura del kilómetro 30 en sentido oeste y se redirige a los conductores hacia Madrid.

Carreteras cortadas

Las lluvias torrenciales han provocado un corte en la AP-7 entre Tarragona y Castellón durante más de dos horas. Y otras vías se han visto afectadas: la C12 entre Amposta y Tortosa, la N-400 en Toledo capital hacia la A-4 y TO-3037 en Villacañas. En Teruel la 2412 en Valderrobles. En Castellón, la CV-137 (Calig). En Zaragoza, la A-2 en Ricla y la A-23 en Paniza. Y en Cádiz, la A-389 en el Drago y la CA-6200 en Alcalá de los Gazules. En casi todos los casos por importantes balsas de agua.

Por otra parte, las piedras desprendidas por las precipitaciones han obligado a cortar la circulación de la TE-V-3350 en uno de los accesos a la localidad de Beceite (Teruel), sobre las 11.20. Un gran desprendimiento de rocas ocurrido a primera hora que ha cortado la única carretera de acceso al casco urbano del pueblo, una de las localidades más turísticas de la comarca del Matarraña y en la que viven 550 vecinos. Pese a lo aparatoso del accidente, no ha habido heridos y se ha establecido un dispositivo de limpieza de la vía para reabrirla lo antes posible. Al mismo tiempo, se ha habilitado un acceso alternativo de entrada y salida por el pantano de Pena.

También se han registrado desprendimientos en la TE-V-3303, entre Cretas y Lledó, aunque no han obligado a cortar la circulación.

Cuando faltaban minutos para las cuatro de la tarde, el Centro de Emergencias de la Generalitat anunciaba el cierre parcial al tráfico marítimo del puerto de Valencia a causa de la tormenta. El cierre parcial implica la prohibición de entrada de embarcaciones a puerto, a excepción de los ferris que unen Valencia con las Baleares. No obstante, la naviera Balearia ha cancelado la salida de varios de sus barcos desde Dénia a Ibiza y Palma, y ha ofrecido a los pasajeros la posibilidad de salir desde Valencia.

En la Comunidad de Madrid, la Aemet ha levantado a última hora de la tarde la alerta roja en la sierra y la zona metropolitana y Henares, aunque la mantiene en el sur, vegas y en el oeste de la región entre las 19.00 y la medianoche horas, por precipitaciones que pueden alcanzar los 120 litros por metro cuadrado. También en la Comunidad Valenciana han finalizado ya todos los avisos por precipitaciones, aunque todavía quedan activas alertas por rachas de viento del este de 70 a 80 kilómetros por hora y por temporal marítimo, con mar gruesa y olas de 3 metros.