La Audiencia Nacional confirma las prácticas “ilegales” de cuatro grandes bancos, pero su ejercicio asciende a 91 millones de euros | Economía

La Audiencia Nacional confirma las prácticas “ilegales” de cuatro grandes bancos, pero su ejercicio asciende a 91 millones de euros |  Economía

El banco recuperó el mobiliario de la Audiencia Nacional. El tribunal anuló 91 millones de euros en varios impuestos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) a cuatro grandes entidades financieras del país (CaixaBank, Santander, BBVA y Sabadell), que fueron sancionadas en 2018 por «concierto para ofrecer derivados de tipos de intereses en términos distintos de los acuerdos con los clientes”. Los magistrados admiten que han acreditado «prácticas ilegales» perpetradas por cuatro empresas contratadas con el grupo de empresas Vapat, pero consideran que no han justificado que esta actividad irregular formara parte de un «plan preconcebido» que afecta a un mayor número de empresas y que, como conducta “única y continua”, se prolonga durante aproximadamente una década.

La CNMC concluyó que estos cuatro bancos pudieron implementar «prácticas anticompetitivas» con el acuerdo de derivados financieros «collar y tipo». vientos alisios» para financiación de proyectos (Financiamiento de proyectos). “Las evidencias reconocidas en los audios y la mecánica de determinación de los precios de los productos derivados podrían ser manifiestas que imponían condiciones perjudiciales para los clientes, a espaldas de los mismos, sin tomar en cuenta indicadores de mercado y ganancias. exclusivo de las [entidades financieras]. Y es en un contexto de creación ante los clientes de una apariencia falsa que los precios del derivado se establecen conforme a lo pactado contractualmente”, explicó el supervisor a su discreción.

Por tanto, la jurisdicción sancionó estas prácticas como un “delito único y continuo”, que se extendió de 2006 a 2016, y que afectó las operaciones del grupo Vapat y otras empresas. Este último, según la CNMC, es el mismo “jefe” que Vapat. Un punto que pasó a formar parte de la batalla legal: es posible que los bancos se hayan negado a permitir que el supervisor sea acreditado para esta “continuidad”. “La fundación CNMC [esa tesis] «En sí, quiero decir que el delito en sus casos extrapolares se realiza durante estos años de actividad, y también (sin comprobar nada) que la misma acción infractora se produce durante todo este período de tiempo», dijo una de las entidades.

Y el plan de defensa dio el resultado. «El tribunal considera que no está acreditado que durante todo el período de investigación, comprendido entre 2006 y 2016, existiera un plan común entre las entidades sancionadas que justificara la calificación jurídica de infracción única y continuada», anunció esta joven Audiencia Nacional, a la financiación. . las cuatro sentencias (marcadas el 28 de diciembre) que supusieron 31,8 millones de euros para CaixaBank; 23,9 millones al Banco Santander; 19,8 millones a BBVA; y 15,5 millones en Sabadell.

En estas resoluciones, los magistrados de la sala de fiscales-administradores confirmaron que habían acreditado las prácticas “ilegales” llevadas a cabo en el contrato con el grupo Vapat entre 2010 y 2012 -según el tribunal, las cuatro entidades bancarias, antes de realizar el ‘oferta. a sus clientes, dependiendo del tipo de interés de los derivados financieros sobre el margen del cliente-inversor, lo que crea que el tipo de interés que surge en el momento de la operación corresponde al precio de mercado, cuando el real era el que antes confiaba en la anterioridad de la realidad común—. Sin embargo, respecto al resto de operaciones, los tribunales agradecen una consulta, pero concluyen que no es probable que se determinen a un precio por encima del mercado y que se fijen a espaldas de los clientes.

Por ello, apostilla la Sala, para apreciar la existencia de una única infracción y seguir trabajando si es necesario que la CNMC analice las circunstancias del contrato de derivados durante cada operación implícita: “Demostrar que esto es fijó por el precio del A nivel de mercado, se determina que ese es el margen que se impone de manera ilícita”. Según añadió la Audiencia Nacional, el tribunal no tiene dudas del «carácter ilícito de la conducta de las entidades bancarias en las operaciones realizadas con el Grupo Vapat, pero sí de la calificación jurídica de delito único y continuado que la cobertura [a las multas de Competencia] es contraria a la ley su extensión al resto de las operaciones examinadas”.

Sigue toda la información de Economía Negociaciones fr. FacebookXo en nuestro boletín semanal

La agenda de Cinco Días

Las ciudades económicas más importantes del momento, con las claves y contexto para entender tu capacidad.

RECIBELO EN TU CORREO

Suscríbete para seguir el curso

Límites del pecado de Lee

_