Limitada defensa del papel de la base de Menorca ante las “escaladas puntuales” de las flotas de la OTAN | España

El Ministerio de Defensa ha limitado el alcance del papel que juega la estación naval de Maó (en castellano, Mahón), en la isla de Menorca, en la estrategia de la OTAN. El departamento que dirige Margarita Robles informó, a través de un comunicado, según el cual «no hay ninguna previsión que indique que el territorio balear sea la base naval de la organización, pero sobre todo su papel actual como puerto puntual de escalada para la permanente Olas de la Alianza Atlántica.

En realidad, la OTAN no tiene bases navales propias. Esto es lo que permite utilizar los puertos de los países miembros. En abril del año pasado, el gobierno español ofició a Maó en la Alianza Atlántica como «puerto con autorización diplomática permanente» para que atraiga y ame a los buques que participan en la Operación Sea Guardian (Guardián del Mar), y desde allí trabaja. como esto. tal. Por tanto, se supone que los buques aliados no necesitan que se les permita atraer o basarse en la base naval de Menorca, porque pueden escucharlo directamente e incluirlo en sus aviones de navegación. Es la misma situación que se da en Rota (Cádiz) y Cartagena (Murcia), que también son bases de la Armada Española a disposición de la OTAN.

La operación Sea Guardian, liderada por la compañía marítima Aliado (Marcom), con base en Northwood (Reino Unido), tiene misiones de disuasión y protección contra ataques terroristas, conocimiento de la organización marítima o desarrollo de capacidades de seguridad regional. La base de Maó es elegante porque cuenta con grandes depósitos de combustible y aljibes de agua, además de túneles subterráneos en uso, lo que facilita el suministro de botellas de la OTAN que se derriten o se atraen en sus muelles. Además, contamos con un gran puerto natural y estamos en una ubicación estratégica, en el centro del Mediterráneo Occidental, a menos de 400 kilómetros de Marsella (Francia), Argel (Argelia) o Alguer, en la isla italiana de Cerdeña.

El comunicado de Defensa elaborado después de que Podemos y Més en Menorca cargara contra la conversión de Maó en una nueva base española de apoyo logístico a los asuntos de la OTAN, adelantado estos viernes por EL PAÍS. La secretaria general de Podemos, Ione Belarra, censurada en la red social En un comunicado, el partido nacionalista balear Més por Menorca también tomó la decisión del Ministerio de Defensa, que tenía una «imposición», y consideró que «las actuales medidas geopolíticas no se resolverían con el impulso de la política de rearme». No estoy a favor de la violencia”.

“Las bases militares de la OTAN en España sólo apoyan un inaceptable cese de la sobriedad, pero también son consideradas un papa en respuesta a los EE UU contra el genocidio que Israel está cometiendo contra el pueblo palestino”, escribió Belarra en la Red Social como secretaria general de OTAN. No a la guerra. No en número”.

Lo que más afecta es el que más se acerca. Para asegurarte de no perderte nada, suscríbete.

Inscribirse

Incluso antes de la ruptura con Sumar, Podemos atacó al Gobierno porque preveía una situación de crisis frontal con el ejecutivo de Benjamín Netanyahu desde el inicio de la ofensiva israelí en Gaza.

Desde Menorca se anunció que el Consejo Insular de Menorca al igual que el Gobierno de Baleares tenían explicaciones sobre si tenían conocimiento de que el ejecutivo había dicho que oficiaba en la OTAN. “La sociedad minoritaria tiene derecho a lo que se utiliza en estas instalaciones en nuestro territorio”, expresó Josep Juaneda, alcalde de Ciutadella, de Més de Menorca.

Además, el representante de la Unión, el jefe de política federal internacional, Jon Rodríguez, expresó su “firme oposición” a que la estación naval de Maó se convierta en una base logística para las oficinas de la OTAN, finalmente en Rota (Cádiz). y Cartagena (Murcia). «IU debe tener un rechazo total» a esta posibilidad y entender que, «como formación integrada del Gobierno de coalición», es necesario que su «tradicional y clara defensa de España sea un actor en la construcción de la paz», apoyándose sobre los “bloques militares”.

Por su parte, el alcalde de Maó, el socialista Héctor Pons, afirmó a IB3 Ràdio que las visitas de billetes de la OTAN a su ciudad son «recurrentes». «En este caso estamos en un solo tipo de conflicto, si utilizamos las instalaciones portuarias para responder a estos barcos si tienes un promedio, descansar el combustible o cualquier duda», aclaró.

Las Fuerzas Armadas españolas participan desde hace dos décadas en la Operación Sea Guardian, y en 2024 tienen previsto, en varios periodos distintos del año, un submarino, un avión de vigilancia marítima, un fragmento y un paquete de provisiones, además. una patrullera con un equipo de operaciones especiales alertado permanentemente para actuarios en caso de crisis. Junto a las unidades embarcadas, España trae las bases navales de Rota, Cartagena y Maó como Forward Logistic Sites (FLS) o Lugares de Logística Avanzada. El coste de la participación española en esta operación supera los 27 millones de euros anuales.

Suscríbete para seguir el curso

Límites del pecado de Lee

_