Núria Espert, ganadora del Premio Max d’Honneur 2024: “Ha tardado en llegar” | Cultura

La actriz Núria Espert (Hospitalet de Llobregat, 88 años) fue galardonada con el Max de Honor 2024, según anunció la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE), organizadora de los principales premios artísticos especializados de España. La gran dama del teatro recibirá el galardón durante el acto de ingreso en esta edición, que se celebrará el 1 de julio en Tenerife. Durante un encuentro con la prensa previo a este anuncio, el intérprete confeso se muestra muy emocionado, pero en su dilatada carrera ha registrado los mayores reconocimientos: la Princesa de Asturias (2016), la Medalla de Oro del Círculo de Bellas Artes (2009) o el Nacional de Teatro (1985). “Es un bono deseado que se ha demorado en llegar. Mi apetecía mucho porque es el bono que nuestro damos a nosotros mismos», comenta, en el momento en que anuncia que también será investido como doctora. honoris causa por la Royal Central School of Speech and Drama la próxima semana.

Con un milagro que supo ser feroz y tierno, Espert ha encarnado todo el imaginario de la dramaturgia universal: desde el medea por Eurípides hasta la Erma de García Lorca, pasando por Shakespeare, Molière, Brecht… “¿Cuál es la diferencia en el restaurante? », la preguntan en catalán. «El asorte«, ha respondido. Agregue después de unos segundos: “También soy muy trabajadora”. Hace 13 años formé parte de la naciente compañía de Romea de Barcelona y lo que pasó después es histórico: un centenario de papeles que no falló ni un importante dramaturgo nacional, que recorrió durante décadas países de varios continentes, una experiencia como Directora y en la ópera, la fundación de una compañía escénica, una sala de teatro que traerá sus números a Fuenlabrada

Las distinciones entre los trabajadores encontradas. La actriz se encuentra en la parte final de la gira. Isla del aireuna historia sobre una familia de cinco mujeres encabezada por Alejandro Palomas, y se prepara para interpretar los textos del autor canadiense-libanés Wajdi Mouawad, de quien interpreta Incendios, otro de los grandes éxitos de su carrera. como incendios, Se trata de textos que también tratan de historias conocidas y estaban pensados ​​para desarrollarse en 2020, pero el proyecto estará más trabajado por la pandemia. “Estoy aterrorizada como siempre, conmigo misma y con la inseguridad. Después todo se calmará”, dice ahora que lo he recuperado.

Vicky Peña y Nuria Espert, sobre la obra ‘L’île de l’aire’ en 2023. DAVID RUANO

Más de cinco años de carrera y hoy, el mismo pensamiento que acaba de lanzarse a la estrella con medea, en 1955, tenía 18 años. “Yo, me marqué muchísimo. Sentí una tragedia”, reflexionó frente a los periódicos. ¿Qué otro papel ya ha dejado huella en su carrera? “Sincillamente no puedo elegir uno”, afirma, pero menciona Para Electra está bien leído., ¿Quién habla de Virginia Woolf? La buena persona de Sezuan. (con sus personajes: los hermanos Shen Te y Shui Ta) o Rey Lear, en el lado masculino de Lear. Vuelve luego recurre a la modestia: “Puedo decir uno donde no estuve bien: La tormenta, por Shakespeare. No cogí la cosa, no estuve à la altitud”.

Pero hay un autor con el que Espert se siente convencido de que el otro no es otro que Federico García Lorca. “Llevamos 60 bolos juntos”, emitido en una entrevista con EL PAÍS en 2019. Es justo con un trozo de granadino, Erma, en 1971, cuando su plateauectoria alcanzó un nuevo punto de inflexión: más de 2.000 representantes, una gira de cuatro años por Estados Unidos, Europa y América Latina, y una obra que estuvo en gira durante los 15 años siguientes. Una proyección internacional que finalmente culminó con su debut como director en la segunda mitad de su carrera. La consagración en esta faceta se produjo con su debut en 1986 en el Liric Theatre de Londres con La casa de Bernarda Alba, interpretada por Glenda Jackson. Visita otros 48 países como director, incluido Japón. Pero su verdadera vocación está en el escenario y no sale de él: “Dirigir provoca una gran inseguridad”, comenta en 1987.

Escarbando también aparece en sus recuerdos de los momentos oscuros y la represión de los franceses. La pieza Las espaldas verdesbajo la dirección de Víctor García (uno de los directores con el que más trabajó, sobre todo Lluís Pasqual o Mario Gas, fue censurado en 1959. Robles Piquer, entonces agente de Cultura, huyó al ver que el decorado era un embalse y acusa Los de subversivos. «Teníamos que apretar los puños y tirar para adelante. Los que sgueron con los puños abiertos y lamentándose, desaparecieron. Queda un recuerdo amargo». Sin embargo, las intenciones de censura por parte de Vox, no les preocupan él: “No se los permitiremos”, asegura.

Rosa Maria Sardà (en casa) y Nùria Espert, durante la representación de “La casa de Bernarda Alba”.
Rosa Maria Sardà (en casa) y Nùria Espert, durante la representación de “La casa de Bernarda Alba”.David Ruaño

Espera siempre ser crítico ante la injerencia política en el arte y, en general, ante las entidades públicas como gestoras. Por ejemplo, en 1998 el Ministerio de Cultura dijo: “Piensan, yo creo, que se trata de repartado las quatre perras que hay, ya mí me parace que deben ser para crearnos un ambiente donde la gente de cultura no tuviésemos”. más remedio para florecer”. En 2017, fue criticado por “la falta de interés por la cultura de todos los partidos políticos y gubernamentales, por parte de Mariano Rajoy frente a Manuela Carmena en Madrid”.

También alzó la voz en defensa de la mujer como alma de las artes especializadas. “El feminismo existe en el teatro antes de que se inventara como palabrería”, apunta. “Mi profesión es una de las más avanzadas en el campo de la mujer, porque si el texto dice que entra Rosaura, no puede entrar Rosaura, no puede entrar Pedro ni Romeo, y si su papel es largo, no puede discutir salario como este. A mi pobre madre, haciéndolo en la fábrica”. Como parte de la campaña para despenalizar el aborto en la época franquista, se sumó a otras 199 mujeres vinculadas al mundo de la cultura y el arte, un documento que confirma un aborto voluntario. “Eramos desvergonzadas. Es una provocación», aprendimos. En 2020, declaró: «Que mis compañeros me pierdan, pero creo que tenemos las mejores cualidades para interpretar. Somos más moldeables, sabemos que estamos en peligro. Es paradójico: un El hombre constantemente siente que se expone… quien se expone como una mujer.»

Toda la cultura que quedará te espera aquí.

Inscribirse

babelia

Nueva literatura analizada por los más grandes críticos en nuestra revista semanal

RECIBELO

Suscríbete para seguir el curso

Límites del pecado de Lee

_