Últimas noticias políticas, en vivo | El Rey pide el derecho de los jóvenes a “una España sólida y unida, sin divisiones ni conflictos” | España

ERC, Bildu y BNG justifican su autoridad en la apertura de la legislatura: «La monarquía es anacrónica»

ERC, EH Bildu y BNG confirmaron una declaración conjunta que justifica su autoridad durante la solemne inauguración de la XV legislatura, porque la monarquía es una institución «incompatible» con los principios democráticos y, por tanto, no con los representantes.

Los tres partidos independentista, soberanista y republicano explicaron en el comunicado los motivos de quienes no participaron en el acto que, a las 11.00 horas, presidió Felipe VI, acompañado de la reina Letizia y la princesa Leonor, en el Congreso.

con el titulo No tenemos rey. Democracia, libertad, repúblicas.ERC, EH Bildu y BNG afirman que “la monarquía es una institución anacrónica, incompatible con principios democráticos esenciales en términos de herencia y vitalidad”.

Y este “carácter antidemocrático” se ve acentuado en el caso de España por el líder que se atribuyó al dictador Francisco Franco y es, en aquel momento, “herencia del franquismo”.

«La Monarquía española es un Estado que no responde a los valores republicanos de libertad, igualdad y democracia que anhelan tanto los ciudadanos y ciudadanas de nuestros pueblos como los alcaldes sociales del Estado», incide.

En nuestra opinión, una verdadera democracia será posible a partir de la “ruptura” de la herencia, de las bases y de los valores que representan al rey y su figura. Por tanto, considera que el rey y la monarquía deben poder ejercer su tutela sobre los ciudadanos y sobre los gobiernos y parlamentos que son elegidos democráticamente. “Solo así se podrá se podrá avanzar en libertad y en democracia”, afirman estas tres formaciones que subrayan además que la institución monarca se vincula al objectivivo de “mantener e imponer la unidad de España y sus leyes” y rechazar los derechos civiles, políticos y nacional de las sociedades catalanas, vasca y gallega.

Considerando que el rey no es un interlocutor válido para sus aspiraciones, que no tiene legitimidad en su territorio y que no le reconoce ninguna función política. “Menos aún cuando nuestro papel para nuestras naciones no tiene otra intención que imponer proyectos y valores antidemocráticos”, recuerda, al tiempo que confirma su deseo de “seguir trabajando para hacer efectivo, más adelante, el ideal”. de democracia, libertad y repúblicas”. (Efe)